Saltar al contenido
La oferta llevaba incluida una “casa”.

¿Para qué hacerte las cosas fáciles a ti mismo?

Uno puede comprar un viñedo y una empresa ya en marcha y directamente disfrutar de la finca y los vinos. También puede comenzar desde cero, creando un viñedo paso a paso a lo largo de los años hasta que sea el momento de producir y disfrutar de su propio vino. Nosotros hemos elegido la ruta más dura y con más baches, por la sencilla razón de que pensamos que es más divertido. ¿Para qué hacerte las cosas fáciles a ti mismo?. Disfrutamos del proceso de crear algo nuevo, alimentarlo, verlo crecer y desarrollarse en un objetivo concreto. Esperemos que sea un lugar donde podamos estar juntos con amigos y simplemente disfrutar de nuestro propio vino.

Esta es la sexta vez en doce meses que hemos adquirido un terreno. Está junto a nuestra finca y comprende 2,6 hectáreas de Juan Salvador Vernet Peña; 1 hectárea de cepas de garnacha y olivos en el resto. Nuestro viñedo tiene ahora un tamaño de 24 hectáreas, 14 de las cuales están plantadas de vid.

En el terreno que hemos adquirido se encuentra una casa antigua, destartalada, de dos pisos. No tenemos ni idea de lo que vamos a hacer con ella, pero nuestras mentes ya le están dando vueltas a nuevas ideas. ¿Alguien tiene una buena sugerencia?

Como es común en la zona, hay árboles grandes cerca del edificio que brindan su sombra.
Aquí estaba la sala de estar con chimenea.
A cielo abierto, ¡buena ventilación!
Només cal tornar a posar le teules y ja ens podem instal·lar a la casa.
Haria falta también una puerta nueva.
El sol no brilla todos los dias. Ann luce unas botas improvisadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *